Buscar

Un tal Merino

Textos de Alejandro Merino

Categoría

Poesía

Una más

Hoy no vienes, no hay tiempo o no estás, como casi siempre. Hoy cancelas por un café, o resulta ser el cumpleaños del primo de un tío lejano del vecino de tu prima Isabel.

Las tablas

Amarás a Dios sobre todas las cosas, sobre la mesa y la mujer que crees que amas, sobre tus padres, sobre la patria, sobre la cama.

La otra mitad

Yo soy dueño de la mitad de todo cuanto ha acontecido entre tus manos y las mías, soy dueño de la mitad de los besos, de la mitad de las noches y de las alegrías...

Casa sola

Esta noche hay casa sola, y en lugar de hacer fiesta los muebles enmudecen, se entristecen y lloran...

Lo peor

Lo peor de todo no es que te hayas ido, ni que no me extrañes, ni que no regreses. Lo peor no es el vacío que me dejas...

Este nosotros

Esto es suficiente, este nosotros sin promesas, sin antes ni después, sin aclaraciones ni certidumbres. No quiero seguirte o que me sigas, quiero domingos a tu lado cada día...

Alguien ama a Nancy

Desconozco si Nancy tendrá los ojos tristes, el cabello largo o el pasado lleno de cicatrices, si sonríe mientras se maquilla o si sueña con irse a París, pero sé que él la ama, que la ama y que lo siente.

Masiosare

Yo solía creer que el cielo era azul porque Dios era niño, que el amor era rojo y se tenía que aprender, y que masiosare era un extraño enemigo...

Mínimos desastres

Me duele tu voz, y tu sombra, pero más le duele a ella...

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑